jueves, 21 de julio de 2011

Editorial VIII: Dimisiones

Ya estoy aquí otra semana más para hablar de temas que solo me interesan a mí, pero como para eso me pagan...

Hoy quería hablar de las dimisiones de dos cargos políticos: Francisco Camps y Casimiro Curbelo.

Comenzamos por Casimiro Curbelo. El señor Curbelo (senador del partido socialista por La Gomera) fue detenido junto a su hijo por provocar diversos daños en una sauna de un local de alterne y por agredir a dos agentes de policía. Hasta aquí los delitos se ven que son graves, sobretodo la agresión a los agentes de policía, pero el señor Curbelo dijo que había quedado en libertad sin cargos y que él había sido agredido por la policía. Ante la presión mediática el senador dimitió el pasado lunes.

El caso de Francisco Camps (presidente de la Generalitat Valenciana) es mas complicado, ya que está implicado en una trama de corrupción (caso Gurtel) muy complicada y que se tardaría mucho en explicar. Tras varios meses en los que se le pidió su dimisión por estar imputado, ayer mismo decidió comunicarlo tras haber ganado las elecciones de Mayo con mayoría absoluta por tercera vez consecutiva.

No entraré a valorar si son culpables o no, porque eso debe decidirlo un juez con todos los datos delante, sino la inmunidad que parecen tener lo políticos. Cualquier otra persona que hubiera hecho al parecido habría tenido que pagar muy caro su delito, pero parece que los políticos no pasa nada si hacen algún delito, por muy grave que sea. Espero que esto cambie algún día, pero parece que no hay perspectivas de que esto vaya a cambiar ya que beneficia a todos los políticos que son los que tiene que cambiar esto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario