sábado, 10 de septiembre de 2011

Ortega Cano bebido y con exceso de velocidad

Ortega Cano mató a Carlos Parra en un accidente de tráfico, un choque frontal del que tuvo la única culpa fue el extorero según el acta policial. Él declara que se quedó medio dormido por la medicación y esa fue la razón de invadir el carril contrario. Con la fácil que sería para esta gente disculparse, pedir perdón a los familiares, pasarles una pensión de 1000 euros de por vida al mes, a ellos les sobra, si todo el dinero que se va a gastar en abogados y demás se lo gastara en la familia que ha dejado sin padre y marido... De esta manera quedarían bien tanto con la familia como con los medios y eso implicaría quedar bien ante la población, en lugar de eso hará todo lo contrario. Afirmó en el juicio tanto que no iba bebido y nunca superó los 80 kilómetros hora, además lo juró por sus hijos. No me esperaba que Cano tuviera tan poco aprecio por sus hijos porque se ha demostrado que superaba tanto el límite y que iba borracho como una cuba, (al menos según la información de la policía).
Hay testigos de que este personaje estuvo en 5 locales diferentes, en los cuales dice que no bebió en ninguno ya que toma medicación, (un poco raro en comparación con lo que dice la policía), luego admitió que se tomo media copa de cava, (si esque la tentación es grande), aunque en el juicio declaró haberse mojado los labios, (claro, es lo que hace la gente para no beber por problemas en el corazón, irse a bares a mojarse los labios con alcohol, lo recomiendan todos los psicólogos a todas horas). El dato curioso es que casi triplicaba la tasa de alcoholemia permitida según el informe policial, hay que tener más cara que espalda para hacer esas declaraciones.
Límite de velocidad, si negar que bebió es indignante cuando triplicaba la tasa permitida, decir que no superaba los 80 kilómetros en un tramo de 90 cuando la policía afirma que iba a 125 kilómetros por hora, es de ser un desgraciado descomunal, es decir, o la policía no sabe usar los aparatos para medir la tasa de alcohol y tampoco saben calcular la velocidad de los coches o Cano es un mentiroso impresionante.
La conclusión de todo esto es de que la justicia y la imagen no es igual para todos, este imprudente a matado a un hombre y como mucho le condenarán a 2 años de cárcel, entre que le quiten por conducta y demás en medio año estará fuera eso si le culpan, por que no todos somos iguales ante la ley si nos fijamos en el caso Farruquito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario