domingo, 2 de octubre de 2011

The Legend of Zelda: Phantom Hourglass (DS) parte 22C

ISLA DE LAS RUINAS


En esta isla verás tres pequeñas pirámides y una grande, lo primero que debes hacer es llegar a la pequeña pirámide que hay situada en la esquina superior izquierda de la isla. Allí se encuentra Mita, el tercer caballero. Para lograrlo entra en la cueva que ves según te bajas del barco.

Allí dentro, saldrán dos guerreros desde el fondo de un pequeño lago. Para derrotarles tienes que golpearles por la espalda con el bumerán para aturdirles y después golpearles con tu espada. Al derrotarles podrás seguir andando y salir por el otro extremo de la cueva que te llevará a un puente de madera.

Este puente te lleva a una especie de laberinto formado por finas plataformas sobre el agua. El camino a seguir no es complicado aunque debes tener cuidado con los enemigos que aparecen (de los que te tragan si te acercas mucho) y ten en cuenta que determinados tramos debes saltarlos.



Cuando llegues al extremo superior izquierdo del laberinto encontrarás la salida. Sigue andando hacia el norte y pasa por una zona en donde varias rocas de piedra, ruedan sin control. Al final de esta zona puedes subir unas escaleras y continuar avanzando hacia la izquierda, así llegarás por el único camino posible a la pirámide.

En el interior encontrarás el Templo de Mita. Avanza para poder hablar con el tercer caballero. Te dirá que vayas a buscar al segundo caballero que se encuentra en la pirámide pequeña de la esquina superior derecha de la isla. Para que puedas lograrlo, te abrirá un camino (verás una cerradura dentro de este templo pero de momento no puedes abrirla). Según salgas de la pirámide verás como aparece un puente a tu derecha, ve hacia él y crúzalo.

Continúa todo el camino hacia la derecha derrotando a los enemigos que encuentres y saltando los agujeros para poder avanzar. Al final del recorrido encontrarás la entrada a la siguiente pirámide (no hay pérdida si siempre vas hacia la derecha). Una vez dentro verás que es el templo de Jee, el segundo caballero.



Avanza por el único camino posible esquivando las rocas que ruedan por el pasillo, justo antes de subir las escaleras al final del recorrido aparece un agujero en el suelo, ve con cuidado en este punto (sobretodo si las rocas te han dejado con poca energía). Al subir podrás ir hacia la izquierda derrotando a más enemigos y encontrarás unas escaleras. Llegarás sin problemas hasta Jee.

Te entregará la Llave del Rey cuando hables con él.

Ahora debes regresar al templo de Mita (la primera pirámide que visitaste) para usar la llave del rey que acabas de conseguir. Ve hacia la izquierda cuando salgas del templo de Jee y después del segundo salto continúa hacia el norte (por un puente de madera) en vez de seguir hacia la izquierda. Así llegarás de fácilmente a tu destino. Al colocar la llave en su sitio el tercer caballero te dirá que busques al primero. Se llama Kyu y se encuentra en la pirámide que hay más al sur. Además, verás como desaparece el agua del templo.

Al salir de la pirámide verás como ahora hay camino por donde antes había agua, así que puedes llegar andando a esta nueva pirámide. Ve por esa zona que ahora está seca rodeando la isla por el norte, cuando el camino se corte, continúa en dirección a la pirámide. Vas a encontrar en tu camino varias rocas que puedes empujar (no se destruyen con bombas). La primera que ves, no puedes moverla, deberás empujar otra roca que hay más a la derecha.



Ahora podrás subir unas escaleras y empujar otra roca más, hacia la izquierda (escaleras abajo) y así romper la primera roca que no podías mover. Al hacerlo podrás pasar por ahí y seguir hacia el sur, vas a encontrar otra roca que puedes empujar.



Si lo haces hacia la derecha podrás ir por allí a coger un cofre y si la lanzas hacia abajo abrirás el camino para llegar junto a la pirámide. Encontrarás un interruptor de baldosa para crear un puente (para volver) y podrás entrar en la pirámide si la rodeas por arriba y entras por la derecha. Al entrar encuentras a Kyu, te dirá que necesitas dibujar un emblema en la puerta para acceder a la gran pirámide. El emblema debes descubrirlo siguiendo las pistas que te dan varias inscripciones. Se encuentran en el laberinto que cruzaste al principio (antes no podías leer estas inscripciones, ahora, al no haber agua, sí puedes hacerlo).

Leyéndolas todas, puedes ir dibujando el emblema sin problemas. Éste consiste en dibujar lo que se ve en la siguiente foto, empezando desde la esquina superior izquierda y siguiendo hacia la derecha.



Cuando se abra la puerta, continúa hacia el norte para llegar a la entrada de la gran pirámide. Antes de llegar, tendrás que derrotar a dos guerreros que aparecen a la vez, usa el bumerán por su espalda para derrotarlos. Al entrar en la pirámide estarás en el templo de Muto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario