jueves, 24 de mayo de 2012

Company of Heroes 2

El PC no sería lo mismo sin compañías como Relic Entertainment. Dedicados exclusivamente al teclado y el ratón desde hace más de una década, los canadienses pueden presumir de haber dado a los "peceros" los mejores exponentes de uno de los géneros más queridos en la plataforma: los RTS (videojuegos de estrategia en tiempo real).

El mejor ejemplo lo tenemos en Company of Heroes, que allá por el año 2006 logró convertirse en un auténtico éxito de crítica, llegando de hecho a alzarse con el honor de ser uno de los RTS para PC mejor puntuados en la historia de Metacritic. Su trasfondo, apoyado en la ya algo explotada Segunda Guerra Mundial, ayudó a construir una obra con gran atención al detalle, pero sobre todo con un gran enfoque hacia la táctica y, por supuesto, hacia el realismo, al inspirarse directamente en éxitos de taquilla como Salvar al soldado Ryan.
 
Dos expansiones y cerca de 254.000 jugadores activos -en la actualidad, lo cual es un importante dato- hablan muy bien de esta propiedad intelectual, que regresa después de tantos años con la misma guerra de fondo pero con un enfoque radicalmente diferente. Los desarrolladores de Vancouver (Canadá) se dejaron mucho terreno histórico sin explorar, en concreto uno muy frío, el del bando ruso, y lo han querido rescatar en Company of Heroes 2. Efectivamente, las batallas con más pérdidas humanas habían sucedido en el Frente Este, como consecuencia directa del intento de Hitler por expandir sus fronteras hacia la Madre Rusia. Pero la resistencia de hierro de Stalin, con millones de rusos en primera línea de defensa, protagonizaron en realidad los episodios más dramáticos, que por cierto fueron los directos desencadenantes de la caída del III Reich.
 
Por tanto, había muchas razones para ponernos del bando de los rusos, facción principal y única de una campaña individual que nos llevará desde 1941 (dando inicio con la Operación Barbarroja) hasta 1945 con la toma de Berlín, un ciclo bélico completo y muy interesante. Y no nos referimos solamente al punto de vista jugable (ya que pasaremos de la nieve a entornos más urbanos), sino también a que seremos partícipes de una guerra de liberación, donde la Rusia ocupada luchará por la supervivencia.
"Queremos ser reales, pero al mismo tiempo delicados con los temas que tratamos", nos contó Quinn Duffy, mientras añadía: "Si no hemos lanzado antes Company of Heroes 2 es porque queríamos tener tiempo para plantear algo distinto, con muchas ideas frescas". Y no podemos ocultar que esto le ha sentado sensacionalmente al juego, puesto que, según parece, y a pesar de que nuestro rol sea el de dirigir tropas, el discurso de la guerra nos será narrado a través de un corresponsal enviado para cubrir el conflicto.

Por tanto, un acercamiento muy interesante que subraya el casi enfermizo interés de Relic por ser fieles a la historia. Tal es así, que incluso podríamos contemplar secuencias reales (procedentes de documentales o archivos de biblioteca) que nos sumerjan más en la acción de una campaña que ya se ha dicho que no será eterna, pero sí adecuada para satisfacer a todos los amantes del género. 
 
Company of Heroes 2
  
En líneas generales, se aprecia un gran interés por representar unidades hasta el último detalle, como es el caso de los tanques, muy intimidatorios tanto visualmente como en el aspecto sonoro. Y es que otra de las diferencias con respecto al primer Company of Heroes es que ahora se han captado sonidos de armas y vehículos reales (mediante micrófonos de calidad).  

El único rival que tiene ahora mismo Relic es la propia Relic. Existe expectación por ver si Company of Heroes 2 puede marcar un antes y un después en el género como lo consiguió su predecesor. Por el bien de la comunidad de usuarios de PC, ojalá que lo consiga. La Madre Rusia despierta en 2013.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario