sábado, 30 de junio de 2012

Battlefield 3: Close Quarters

 
Battlefield tiene ya nuevo contenido descargable, Close Quarters, y como su propio nombre indica apuesta por el combate de corto alcance.
Battlefield 3 está adornando su oferta jugable de mapas para la vertiente multijugador con una serie de localizaciones muy interesantes, y en esta ocasión tenemos un nuevo pack que responde al descriptivo nombre de Close Quarters. ¿Qué ofrece? Unos sorprendentes combates de rango cercano en una serie de mapas de diseño mucho más constreñido de lo habitual.
El clásico estilo libre de descomunales zonas abiertas, de vehículos y de guerra total que ha caracterizado siempre a Battlefield dice adiós en estos cuatro mapas, que ofrecen un lavado de cara muy serio a lo que es tradicional en la serie. ¿Mejor? ¿Peor? Dependerá del perfil del aficionado, pero independientemente de nuestro gusto tenemos que tener en cuenta que también trae consigo algunas nuevas armas, asignaciones y modalidades de juego.
 Battlefield 3: Close Quarters
Lo que más llama la atención de Close Quarters, en primera instancia, es precisamente los cuatro mapas que son el gran titular de su oferta. Quizá el mejor de todos sea Operación 925, el más variado y el que mejor nos ha dado la sensación de tener trazado su diseño. Hay varias plantas en este edificio de oficinas, elaboradas con mucho mimo y con zonas temáticas bien diferenciadas con especial mérito para un garaje prácticamente a oscuras, que nos va a deparar auténticas emociones fuertes y los tiroteos más salvajes y alocados.

Menos rompedor es Fortaleza Donya, más tradicional también desde el punto de vista temático con su ambientación en Oriente Medio. Es quizá el más grande en términos de dimensiones, pero mantiene también el componente de rango cercano para todos los tiroteos. Hay un par de patios con jardines en lo que es la parte más abierta del mapa, y hay un túnel subterráneo que es donde más muertes se van a registrar.
Chatarra, por otra parte, es algo más interesante, con un escenario que como su propio nombre indica ha pasado por tiempos mejores y que está lleno de recovecos y situaciones distintas que afrontar. Quizá sea el que mejor trazado tiene y el que más interesantes resultados ofrece para los amantes del combate cercano, puesto que con sus diferentes niveles y con su área de tejados es el que más apuesta por la verticalidad.

El peor de los cuatro es, sin duda, el de la confusa Torre Ziba. No se trata únicamente de que aquí no se respeta en absoluto la esencia de lo que son los mapas Battlefield 3, sino que además resulta algo reiterativo. El problema es que sus "zonas calientes" son tan obvias, que hemos comprobado empíricamente como los combates se focalizan prácticamente de forma exclusiva en ellas, dejando de lado otras situaciones que podían haber dado muy buenos réditos. Eso sí, parece un mapa muy firmemente pensado para sacar partido de las bondades tecnológicas del producto, y es que es donde más podemos comprobar los devastadores efectos de la destrucción que las balas causan sobre el decorado. 
 
El añadido suma su propio Team Deathmatch, bastante discreto por la propia idiosincrasia del juego, pero ofrece Conquest Domination y Gun Master como principales claves. En el primero la propuesta es sencilla, con tres puntos de control en cada uno de los mapas y con los equipos luchando por mantener su dominio. El juego es consciente de que los escenarios fomentan la velocidad y el frenetismo, así que la modalidad hace lo propio con especial énfasis en tomar las áreas y más bien poco en mantenerlas. Gun Master, por su parte, recoge mucho de Call of Duty y de Counter-Strike. En él empezaremos desde abajo del arsenal y deberemos irnos ganando cada arma superior con nuevas muertes. Además, como ya hemos adelantado, hay algunas nuevas armas y asignaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario