martes, 26 de junio de 2012

Heroes of Ruin

 
 El género de los RPG al estilo Diablo siempre ha intimidado a los jugadores menos avanzados, pero los desarrolladores de n-Space nos demuestran que es un miedo infundado. Lo hacen a través de Heroes of Ruin, un "dungeon crawler" muy accesible pero al mismo tiempo lo suficientemente profundo como para ofrecernos horas y horas de diversión. Y todo con cooperativo online y una gran rejugabilidad. Los héroes de las runas vienen a salvar el catálogo Nintendo 3DS para este verano.
 
El Diablo de Nintendo 3DS nos coloca frente a cuatro mercenarios en su particular búsqueda de la cura que calmará los males de Ataraxis, la esfinge guardiana de la ciudad de Nexus, la cual se está muriendo por una maldición. Y claro, no todo consistirá en encontrar el remedio sin más, sino también en enfrentarnos, como estáis intuyendo, a la maligna fuerza que se oculta tras tan misterioso acontecimiento.
Así pues, una aventura de pocas palabras pero mucha acción "hack 'n slash" que recuerda a clásicos como el citado Diablo, en el sentido de que nuestra tarea principal como jugadores será explorar mazmorras laberínticas despachando por el camino a una gran cantidad de enemigos. Todo a través de un conjunto de misiones de lo más variopinto, una cantidad de localizaciones muy respetable y multitud de características para los puristas (puntos de experiencia, habilidades o el famoso "looting") que sin embargo resultarán de lo más accesible.
 
El progreso en la aventura ya será otro cantar -sólo avanzaremos en la trama si somos anfitriones o jugamos en solitario-, pero resulta extraordinario que podamos unirnos a una gran cantidad de partidas en cualquier instante, dando igual en qué punto concreto nos hallemos.
 
El siguiente paso para empezar con nuestro duradero periplo será escoger entre una de las cuatro clases que n-Space nos propone. En este sentido, no hay nada que no conozcamos, puesto que se repiten los "clichés" del género. Es decir, tenemos el típico personaje equilibrado (justiciero), uno experto en los ataques a distancia (pistolero), otro más experto en magia (alquitecto) y un último apoyado en el uso de la fuerza bruta (salvaje).
Disponemos de un editor que nos faculta, en adición, para retocar algunos aspectos básicos como el tipo y color de peinado, o la textura de la piel. No obstante, nos hemos quedado con ganas de mucho más. Aunque parezca suficiente para distinguirnos de otros usuarios que utilicen personajes de idéntica categoría, no se trata de un editor del que los desarrolladores puedan sentirse orgullosos. Al menos, posteriormente podremos encontrar un sinfín de armas, hombreras, guantes o botas que añadirán algo de gracia a nuestro modelado. Aunque repetimos, tampoco en el grado que nos hubiese gustado.
Heroes of Ruin 3DS
En cualquier caso, es toda una suerte que las clases estén tan bien definidas y se complementen tan bien en Heroes of Ruin. Gracias a ello, podremos formar grupos imparables (dependiendo de nuestro estilo de juego), algo indispensable para enfrentarnos a la infinita horda de monstruos que nos espera en las mazmorras. Las contiendas, así, son realmente numerosas, con un "respawn" equilibrado, especialmente dedicado a aquellos que deseen aumentar su nivel y potenciar sus características rápidamente.
 
os encontramos en conclusión ante un juego donde el progreso es tan rápido como adictivo, debido principalmente a que con cada subida tendremos la opción de potenciar hasta tres atributos (fuerza, vigor o alma), al tiempo que desbloqueamos nuevas habilidades específicas para cada personaje (en total, hay unas 15 por cada clase, lo cual no está nada mal).
Sin embargo, si hay un aspecto que nos haya llamado poderosamente la atención es el formidable "looting" presente en el videojuego. La recolección de ítems es una de las mecánicas más poderosas en el título de los americanos, que nos invitan a destrozar elementos del escenario, a encontrar llaves de cofres y, principalmente, a terminar con todos los enemigos que podamos, a fin de dar con una pócima de recuperación adicional, un arma nueva o un puñado de monedas que nos sirva para comprar en tiendas.
Heroes of Ruin 3DS 
Unas tiendas que encontraremos en Nexus, la ciudad que sirve como epicentro de nuestra aventura. Allí tendremos tiempo para descansar, para obtener nuevas misiones (muchas de ellas secundarias) y para deshacernos también de aquello que nos sobre. Y será algo de vital importancia. Nuestro inventario no tiene capacidad infinita, con lo que es muy de agradecer que n-Space haya integrado una opción adicional destinada a intercambiar o vender objetos con otros jugadores de la partida.

Una brillante solución que concuerda con la manera en que se han integrado los controles de Nintendo 3DS... y más considerando el tipo de juego ante el que nos encontramos. Es tan fácil como usar el analógico para movernos mientras dedicamos un botón para la acción, un gatillo para protegernos de ataques y tres botones frontales más (personalizables) para utilizar algunas de las principales habilidades que obtengamos. Y sí, la pantalla táctil también está presente, pero su utilidad será escasa a no ser que queráis echar un vistazo al mapa de vez en cuando.
 
 Todo esto a lo largo de más de 10 horas de juego (llegando a superar las 40 si decidimos probar las cuatro clases) que se multiplican con una gran rejugabilidad, donde existe la posibilidad de disfrutar de misiones secundarias, pero sobre todo de un potente multijugador cooperativo. La propia Nintendo ha colaborado para crear partidas de cuatro usuarios simultáneos sin "lag" alguno, manteniendo la calidad gráfica original.
Es toda una proeza muy digna de alabanza, ya que incluso aunque nos metamos en una partida avanzada, no sólo tendremos oportunidad de defendernos, sino también el incentivo de aumentar de nivel más rápidamente. Algo muy satisfactorio a lo que se añade la incorporación de desafíos web -diarios y semanales-, que aunque principalmente versen sobre la matanza de rivales, tienen importantes recompensas: los puntos obtenidos los podremos cambiar por objetos difíciles de encontrar.

Además, Heroes of Ruin soporta las tecnologías StreetPass (para intercambiar ítems con otros usuarios) y SpotPass (con el que recibir retos diarios). Y si a esto le añadimos que existe chat de voz completamente "in-game", que se activa mientras pulsamos el gatillo L, entonces obtenemos un paquete de novedades sin desperdicio. Eso sí, la calidad de las conversaciones no es la mejor, así que os recomendamos usar unos auriculares.
 
No es fantasía oscura, sino algo a medio camino que, en cualquier caso, se barniza con buenos modelados, texturas destacadas, algún vistoso efecto de iluminación y animaciones muy notables, apoyadas por un "frame rate" bastante estable durante toda la campaña. Todo con una cámara de seguimiento muy tradicional -no rotable-, pero al mismo tiempo funcional, ideal para seguirnos en nuestras excursiones por una variedad de escenarios bien resuelta.
El efecto 3D, característica estrella de Nintendo 3DS, está igualmente conseguido. Ofrece una excelente apreciación del relieve en las mazmorras, bosques y demás localizaciones fantasiosas que visitemos. Sinceramente, creemos que sería una pena que no activarais esta funcionalidad, aunque fuera en su menor intensidad. Merece la pena.
 
 Algo parecido ocurre con los altavoces, que no estará de más subirlos para escuchar las épicas composiciones con las que los estadounidenses nos acompañan en nuestro periplo. El estilo empleado recuerda mucho a los clásicos del género, con un estilo grandilocuente que se suma, no obstante, a unos efectos sonoros no tan acertados, y eso que incluyen voces en castellano, así como diálogos en las partes en que se nos narra la historia.
Sea como fuere, Heroes of Ruin acaba resultando un videojuego muy destacado, con unas mecánicas jugables muy interesantes, tal vez no a la vanguardia del género (para ello debería haber tenido un sistema de misiones más elaborado), pero al menos atrevido, con posibilidades cooperativas online y un apartado audiovisual bastante competente. Su aspecto compacto, atractivos menús y altas posibilidades de rejugabilidad lo convierten en un lanzamiento que ningún usuario debería pasar por alto.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario