martes, 26 de junio de 2012

Nuevo MacBook Pro

Nuevo MacBook Pro con pantalla Retina (MC975Y/A).
 Macbook Retina
Este nuevo modelo rompe todos los mitos en portabilidad. Ya podemos contar con una configuración más potente que en un sobremesa, una pantalla con una resolución nunca vista en un portátil, mínimo peso y una autonomía mejor que la de muchos ultraportátiles.

Lanzado el 11 de Junio de 2012, el nuevo MacBook Pro con pantalla Retina se ha convertido en uno de los portátiles más deseados del momento. Lo más destacado es, sin duda, su nueva pantalla con tecnología Retina con nada menos que 2.880 x 1.800 puntos de resolución, y una configuración que se sitúa a la altura de lo que demandan los usuarios más exigentes.
Sin embargo, el nuevo equipo guarda alguna sorpresa adicional en la parte física: mide tan sólo 1,8 cms de grosor (prácticamente lo mismo que los finísimos MacBook Air) y pesa tan sólo 2,02 Kgrs. Es decir, estamos hablando de un peso que prácticamente le convierte en un ultraportátil y un grosor más propio de los modernos ultrabook. Y todo ello disponiendo de un hardware mucho más potente que gran parte de los sobremesa vendidos en la actualidad, y una autonomía que según las cifras de Apple ronda las 7 hrs.

El único problema es el elevado precio de su versión más "sencilla", que es precisamente la que hemos tenido la oportunidad de analizar. Pagar casi 2.300 euros por un portátil no está al alcance de todos, aunque hay que colocarlo en el contexto adecuado. Se trata de una máquina destinada fundamentalmente al usuario profesional (o muy exigente), que busca las máximas prestaciones en todos los sentidos, pero en un formato portátil y muy ligero. Veamos todos sus detalles.

Externamente el nuevo MacBook Pro con pantalla Retina es prácticamente idéntico a los modelos de 15" que ya conocíamos, dotados de chasis unibody íntegramente de aluminio. Teclado, touchpad y zona de altavoces tienen exactamente las mismas dimensiones y están colocados con la misma distribución. Tan sólo vemos cómo ha desaparecido el botón de encendido de los tradicionales MacBook Pro, que ahora pasa a estar donde anteriormente se encontraba el de expulsión de la unidad óptica.

La pantalla, por su parte, ha recibido un importante rediseño a nivel físico. Mantiene formato y dimensiones (15"), pero ahora se fabrica como un bloque, donde la pantalla integra el propio cristal y lo pega directamente al panel LCD. Esto, además de ahorrar espacio, reduce los reflejos de manera espectacular respecto a los MacBook Pro con pantalla estádandar, algo que hemos podido comprobar de primera mano, y que contribuye a que la experiencia con la pantalla de este nuevo modelo sea única. Eso sí, la parte negativa es que ahora la pantalla se convierte en una pieza única que aglutina también otros componentes como la antena WiFi. El resultado: si rompemos el cristal o es preciso sustituir una antena (raro, pero posible), será preciso sustituir la pieza completa, con el consiguiente coste asociado.
Para terminar este apartado, es importante incidir en la refrigeración. Apple ha mejorado la separación entre la pantalla y el chasis en la zona de la bisagra, dotándolo también de una mayor separación en la rejilla de ventilación. Además, en la parte inferior de los laterales encontramos sendas entradas de aire. Esto permite que Apple haya logrado un sistema de refrigeración mucho más eficaz que en otros modelos, algo sencillamente imprescindible con un procesador de cuatro núcleos y gráfica de cierta potencia en un encapsulado tan compacto.

El resultado son bordes, letras e iconos perfectamente definidos. Igualmente, si el origen es bueno, podemos disfrutar de fotos con mucha más definición y mejor contraste, gracias a que la pantalla ha mejorado tanto en ese aspecto, como en el ángulo de visualización (casi 178º).


Entrando de lleno en el apartado de hardware, el nuevo MacBook Pro con pantalla Retina cuenta con procesadores Intel de la generación Ivy Bridge, y más concretamente i7 de cuatro núcleos. El modelo analizado contaba con la versión a 2,3 GHz, 8 Gbytes de memoria integrados en placa, disco duro SSD de 256 Gbytes, y una gráfica dual que combina el motor HDGraphics 4000 de Intel integrado en la CPU, con otro dedicado GeForce GT 650M de NVIDIA con 512 Mbytes de memoria.
Y aunque el procesador es de última generación y sus prestaciones son, como es lógico, superiores a la generación anterior, uno de los puntos más fuertes lo tenemos en la memoria y el disco SSD. Ambos elementos han mejorado mucho su ancho de banda, y especialmente el disco duro, que casi duplica en prestaciones a un disco SSDconvencional y cuadriplica a uno mecánico convencional.

El nuevo MacBook es probablemente uno de los mejores portátiles que podamos comprar hoy día: potente, con una pantalla única, ligero, fino y con gran autonomía para todo lo que ofrece.


ESPECIFICACIONES TÉCNICAS:

FabricanteApple
ModeloMacBook Pro con pantalla Retina (MC975Y/A)
Precio2.280€
Teléfono900 150 503
Webwww.apple.es
ProcesadorIntel Core i7 a 2,3 GHz (Ivy Bridge)
Memoria RAM instalada8 Gbytes
Unidades disco duroSSD 256 Gbytes
Unidades ópticasNo
Lector multitarjeta
Pantalla15" LED Retina con tecnología IPS
Resolución máxima (ancho)2.880 px
Resolución máxima (alto)1.800 px
Tarjeta gráficaIntel HD Graphics 4000 + NVIDIA GeForce GT 650M
Memoria de video512 Mbytes
EthernetNo
WiFi
Bluetooth
MódemNo
Webcam
Sistema OperativoMac OS X Lion
Teclado
Ratón
Dimensiones358 x 247 x 18 mm
Autonomía7 hrs

No hay comentarios:

Publicar un comentario