domingo, 26 de agosto de 2012

Crítica: Un golpe de altura


Títutlo Original: Tower Heist
Año: 2011
País: Estados Unidos
Duración: 104 minutos
Director: Brett Ratner
Género: Acción y comedia
Sinopsis: Un multimillonario sin escrúpulos (Alan Alda) ha estafado a sus empleados dejándolos sin blanca, así que éstos, encabezados por el gerente del edificio (Ben Stiller) en el que vive, deciden vengarse intentando atracar su vivienda, un apartamento de lujo situado en el ático de uno de los rascacielos de la ciudad.
Crítica: Interesante película de robos cómica pero que trata de convertirse en una película seria de crítica social, aunque con poco éxito debido a que es muy difícil tomársela en serio. Pero al menos lo han intentado y eso hay que felicitarlo.

La interpretación de gran parte de los protagonistas es aceptable, excepto Alan Alda cuya interpretación es realmente buena. La pareja Stiller-Murphy esta a la altura de lo que se esperaba. La única excepción es Casey Affleck, no se si porque el guión no desarrolla bien a su personaje o que el es un pésimo actor, pero lo cierto es que no llego a creérmelo.

El guión no es gran cosa, pero el tratar de construirlo sobre una historia perfectamente real lo hace más interesante, aunque no se aproveche lo suficiente. Los chistes no son demasiado elaborados, pero algunos son bastante graciosos.

A pesar de eso le doy un 6 porque es una película entretenida y bastante aceptable en cuanto a la historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario