viernes, 31 de agosto de 2012

Deadlight

Los muertos se han alzado de sus tumbas propagándose como una plaga de la que ningún ser vivo puede escapar. Y ahora, todo lo que alguna vez amaste ha desaparecido en este océano de sangre. Un cruel destino al que sólo sobrevivirán los auténticos supervivientes. ¿Con honorabilidad? ¿Cobardía? ¿Crueldad? Descúbrelo tú mismo en esta fantástica aventura de terror bidimensional con la que el equipo español de Tequila Works se ha estrenado por la puerta grande en Xbox Live.

Porque a pesar de estar solo, perdido en una ciudad de Seattle devastada por la plaga de los muertos vivientes, y sin el apoyo de los amigos que le han acompañado hasta ahí; el deseo de Randall Wayne por encontrar a su mujer e hija está muy por encima de todo lo demás. Incluso de la muerte que camina. Así que ayúdale a cumplir su destino embarcándote en esta tensa y apasionante aventura de plataformas bidimensional que por momentos, te dejará sin respiración de un modo que no recordábamos. 

Deadlight 
Sensación de soledad e indefensión frente a una amenaza tan terrible, que se ha trasladado de forma brillante al juego. No en vano, a pesar de contar con un par de armas de fuego y un hacha con la que sacudir a los muertos vivientes, luchar nunca será la mejor de las soluciones. Diríamos incluso que no es, directamente, una solución a tener en cuenta. Por supuesto, podemos disparar a la cabeza a los zombis con un revólver, machacar sus sesos con el hacha o fulminarlos con un tiro de escopeta pero... ¿a cuántos podremos detener antes de que nos cacen?

La cantidad de enemigos que aparecen en pantalla supera, y por mucho, el número de zombis con los que Randall Wayne puede luchar sin caer al suelo por el agotamiento físico. Por eso, habrá que usar más el ingenio que la fuerza bruta para sobrevivir. En este sentido, su vertiente plataformera se impone por encima del resto de elementos jugables, con una serie de desafíos de habilidad que nos obligarán a actuar con presteza para no caer en manos de los muertos vivientes, trampas mortales o peligrosos precipicios.
Saltar, trepar, rodar por el suelo para minimizar los daños, correr y tomar impulso para saltar a mayor distancia... las acciones acrobáticas de Randall se mantienen muy en la línea de lo visto en cualquier otro juego de plataformas, aunque todo ello desde una perspectiva más realista. En este punto, hemos notado cierto grado de imprecisión en algunos momentos de la partida, en los que el juego puede ser demasiado quisquilloso. Por ejemplo, hay ocasiones en las que solo podemos agarrarnos a un saliente si nos quedamos quietos frente a él, algo que no resulta fácil cuando varios zombis corren hacia ti y hay que ser extremadamente precisos deteniéndose en el punto exacto en el que se debe saltar.
Deadlight X360
Un mal menor, sin embargo, que no enturbia un resultado brillante por todo lo demás. Y es que no hablamos del típico juego de plataformas 2D en el que te limitas a saltar y poco más. El mundo de Deadlight es una trampa mortal repleta de peligros inimaginables, y eso es algo que aprenderéis nada más pisar las lúgubres calles de Seattle.
 
Una trampa que cae mortalmente sobre nosotros. Una cornisa que no soporta nuestro peso y cede repentinamente. Decenas de zombis entrando en acción en el momento más inoportuno.... Si por algo se caracteriza esta obra de Tequila Works es por el enorme nivel de tensión que es capaz de generar. Porque en un mundo post apocalíptico como este, si algo puede salir mal lo hará. ¡Y siempre de improviso!  
Deadlight
 
 Solo debéis tener en cuenta que Deadlight es una magnífica aventura de scroll horizontal con emocionantes fases de plataformeo, escasos pero muy inteligentes rompecabezas, frenéticas secuencias de acción, e incluso ciertos momentos de terror. Todo ello aderezado por una historia muy en la línea de los grandes clásicos del género zombi, pero no por ello menos sorprendente.
 
El modelado de los personajes y sus animaciones también rayan a un buen nivel, aunque a veces Randall realizará movimientos algo bruscos que le restan cierta espectacularidad. Sin embargo, esto pierde importancia cuando ves a los zombis agarrarándote de un pie para tirarte al suelo, o sufres como un loco viendo cómo estos seres se enganchan a tu espalda mientras lanzan dentelladas mortales. Otro elemento es el propio diseño de los niveles, que está muy por encima de la media. No solo en lo visual, que ya decimos resulta muy espectacular; sino también en lo tocante al apartado jugable. Principalmente, porque puedes pasarte una y otra vez un mismo escenario sin sentirte agotado por ello, aun conociendo gran parte de sus secretos. Algo que dice mucho del equipo de Tequila Works, que ha cuajado un trabajo casi perfecto en este apartado. 
 
Dos elementos que en conjunción con unas secuencias cinemáticas de estilo cómic, conforman un sobresaliente apartado audiovisual con mucha personalidad. Eso sí, Deadlight no está exento de ciertos errores que pueden obligarnos a reiniciar la partida en algunos momentos. También creemos que la aventura podría haber sido algo más difícil ya que no tendremos excesivos problemas para completarla. Y aunque hay bastantes objetos ocultos, es inevitable pensar que el juego se queda algo corto.
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario