jueves, 24 de enero de 2013

Películas de Oscar: Bestias del sur salvaje

Continuamos el recorrido por las películas nominadas al Oscar y vamos con la más desconocida y la más dura de todas: Bestias del sur salvaje
Título Original: Beasts of the Southern Wild
País: Estados Unidos
Duración: 91 minutos
Director: Benh Zeitlin
Género: Drama
Sinopsis: En el Sur del planeta, el nivel de las aguas está subiendo vertiginosamente y todos los diques se hunden. Al mismo tiempo, los animales salvajes vuelven de sus tumbas. Esta es la historia de una niña de seis años que vive con su padre en un lugar aislado del mundo.

Crítica: La mayor sorpresa de las nominadas es, además, la película más dura de todas. La historia de supervivencia de los habitantes de la isla es impresionante y te emociona el ver el espíritu de superación de la niña protagonista.
Premios

  • Mejor película: Es la gran sorpresa de las nominadas, tiene muy pocas posibilidades de ganar, pero el ser nominada ya es un gran logro.
  • Mejor director: Benh Zeitlin, en su primer largometraje consigue la nominación al premio más prestigioso para un director. Lo tiene complicada compitiendo contra Spielberg o Haneke, pero podría dar la sorpresa.
  • Mejor actriz principal: Quvenzhané Wallis por su interpretación de Hushpuppy. No me gusta que se de un premio ni se nomine a un actor cuando todavía es un niño. Y menos cuando sus posibilidades de ganarlo son mínimas ya que este premio se lo llevará Jessica Chastain.
  • Mejor guión adaptado: Otra categoría importante a la que está nominada esta película y donde lo tiene muy complicado compitiendo contra Argo, Lincoln o La vida de Pi. No creo que se lo lleve.
Volveremos el 29 de Enero con la película Django desencadenado. Para amenizar la espera aquí tenéis la trama de este duro drama.

ATENCIÓN, CONTIENE SPOILERS:



La película comienza mostrándonos una casa bastante cochambrosa en la que vive Hushpuppy, una niña de seis años, con su padre, Wink (cada uno tiene su propia casa) rodeados de animales domésticos y de granja. Más adelante vemos a Hushpuppy y su padre están en una balsa viendo el dique que les separa de las fábricas y el mundo más avanzado.
El gobierno quiere echar de la Isla de Charles Doucet, donde viven Hushpuppy y Wink, a todos sus habitantes ya que se inundará, pero todos los habitantes se niegan a dejar sus hogares.

En la escuela les explican que cuando los polos se derritan, todo lo que esté al sur del dique, en concreto la isla, quedará inundada para siempre. Hushpuppy se imagina que cuando los polos se derritan se liberaran las bestias que dominaron el mundo antes que los humanos.
Por otro lado, Hushpuppy habla con su madre de una forma imaginaria. Desconocemos que pasó con ella.
Un día, Hushpuppy llega a casa y su padre no está. Ella se cuida por si misma hasta que, varios días más tarde, su padre vuelve vestido con una bata de hospital y se niega a explicarle donde ha estado. Ella se vuelve a su casa y arma un incendio. Su padre va a rescatarla pero ella se esconde y luego huye de él. Wink la alcanza y le echa la bronca por lo que ha hecho y por huir. Ella le desea la muerte y en ese momento parece que le da un ataque. Hushpuppy corre para avisar a su profesora, esta le da un remedio y Hushpuppy vuelve al lugar donde dejó a su padre, pero este ya no está, así que esconde el remedio en un árbol.
Hushpuppy comienza a buscar a su padre, un niño corre por las calles avisando de que llega una tormenta. Muchas personas huyen para no morir, pero otras, entre ellas Wink no. En ese momento Wink se reencuentra con Hushpuppy. Se la lleva a su casa y la coloca sobre una "balsa", que no es más que un baúl abierto para que, si llega la inundación, ellos floten y poder sobrevivir. Para tratar de tranquilizar a Hushpuppy, Wink sale a la calle y dispara al cielo simulando que está asustando a la tormenta para que se vaya, aunque lo que consigue es asustar a Hushpuppy. En sueños, Hushpuppy asocia la tormenta con la llegada de una de las bestias a la isla.
A la mañana siguiente toda la isla está inundada. Wink y Hushpuppy van en una balsa recorriendo el pueblo buscando a supervivientes. Mientras tanto, Hushpuppy piensa en los animales que se han muerto (tan solo han salvado a un perro). Wink no encuentra a nadie así que dedica el resto del día a enseñar a Hushpuppy a pescar usando solo las manos. Por la noche Hushpuppy ve una luz a lo lejos y habla con ella como si fuera su madre, y sigue soñando con las bestias.
Al día siguiente, Wink encuentra gente por fin, refugiados en un bar allí celebran el haberse encontrado y Wink le cuenta a su hija como su madre mató a un cocodrilo.
Otro día, Hushpuppy se va en la lancha a la escuela, allí encuentra a varios niños y con la ayuda de la profesora los lleva al bar donde celebran la llegada de los nuevos. Y organizan un funeral por los que no han encontrado. Todos piensan en lo que harán cuando bajen las aguas, pero la profesora es más pesimista y dice que no bajarán y todas las plantas y animales morirán.
Pero, mientras tanto, todos los supervivientes trabajan juntos organizando una especie de campamento flotante para poder sobrevivir hasta que bajen las aguas.

Dos semanas más tarde, el agua sigue sin bajar y los animales y plantas están empezando a morir, incluso los peces. Hushpuppy quiere irse de la isla, pero su padre le dice que se quedarán allí.
Una mañana, Wink sale con unos cuantos para intentar volar el dique. La profesora se enfada cuando se entera y sale en su búsqueda. Hushpuppy se esconde en la lancha y cuando la profesora les alcanza, arroja el detonador a la lancha. Hushpuppy lo recoge y, ante la insistencia de su padre, lo acciona. La explosión abre un agujero en el dique y el agua baja por fin y la gente puede volver a sus casas.
Varios días más tarde, la salud de Wink empeora. Hushpuppy recoge la medicina que escondió y se la da a su padre pero este la tira y le echa la bronca. Finalmente Wink habla con su hija y acaban durmiendo abrazados. Hushpuppy vuelve a soñar con las bestias, cada vez son más grandes y numerosas.
A la mañana siguiente llegan los servicios de evacuación y se llevan de allí a todo el mundo a la fuerza. Un doctor le dice a Wink que tiene que ser operado. Él se pone violento y deben reducirle entre los enfermeros y sus compañeros.
Finalmente operan a Wink, pero este se niega a tomar las pastillas y, con la ayuda de sus compañeros, organizan un motín y se escapan. Wink le dice a Hushpuppy que se está muriendo.
Hushpuppy decide irse en busca de su madre y con ella se van varias amigas. Se marchan nadando hacía la luz que vio durante la inundación. En medio del viaje se encuentran con un barco a la deriva. El dueño del barco les lleva a esa luz que resulta ser un restaurante-bar de alterne. Allí Hushpuppy busca a su madre, y encuentra a una camarera que se le parece, ella le enseña un truco de magia y le da consejos, un tanto deprimentes. La camarera le dice que puede quedarse si quiere pero Hushpuppy decide volver con su padre.
Las niñas vuelven a la isla pero les siguen las bestias. Todas huyen menos Hushpuppy que se da la vuelta y se queda frente a ellas. Las bestias se arrodillan y ella les dice que tiene que cuidar de su padre. Hushpuppy vuelve con su padre y le da la comida que le preparo la camarera. Su padre la abraza y muere.
Todos los habitantes de la isla acuden al funeral. Colocan su cuerpo en su balsa y la queman. Hushpuppy dice que cuando ella muera los científicos sabrán que hubo una Hushpuppy que vivió en esa isla con su padre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario