lunes, 2 de febrero de 2015

Películas de Oscar: The Imitation Game

Continuamos el recorrido por las películas nominadas al Oscar a Mejor Película con una película biográfica de un personaje bastante desconocido: The Imitation Game

Título Original: The Imitation Game
País: Reino Unido
Duración: 114 minutos
Director: Morten Tyldum
Género: Drama y thriller
Sinopsis: Biopic sobre el matemático británico Alan Turing, famoso por haber descifrado los códigos secretos nazis contenidos en la máquina Enigma, lo cual determinó el devenir de la II Guerra Mundial (1939-1945) en favor de los Aliados. Lejos de ser admirado como un héroe, Turing fue acusado y juzgado por su condición de homosexual en 1952.
Crítica: Si bien la película está muy bien, le faltan bastante para estar al nivel de Birdman, Boyhood o El Gran Hotel Budapest. Como Biopic tampoco es perfecto, ya que se dedican mucho a la aportación de Alan Turing en descifrar la máquina Enigma y muy poco a como fue su vida antes y después de la segunda guerra mundial, con apenas unas escenas que entran en esas épocas. La actuación de Benedict Cumberbatch es impecable y Keira Knightley también hace un gran papel. Le doy un 8 sobre 10.
Premios:
  • Mejor película: Merecida la nominación pero veo altamente improbable que se lleve la estatuilla
  • Mejor directo: Morten Tyldum hace un muy buen trabajo, pero lo veo por debajo de Iñarritu, Linklater o Anderson
  • Mejor actor principal: Benedict Cumberbatch por su interpretación de Alan Turing. Benedict hace una actuación magistral y le veo con muchas posibilidades de llevarselo. Aunque Keaton y Redmayne podrían arrebatarselo.
  • Mejor actriz de reparto: Keira Knightley por su interpretacion de Joan Clarke. También hace una gran interpretación. Pero veo poco probable que se lo lleve.
  • Mejor guión adaptado: Si bien el guión tiene algunos agujeros, es una seria candidata. Solo veo a La teoría del todo como amenaza.
  • Mejor montaje: Veo un montaje más destacado en Boyhood y en El Gran Hotel Budapest.
  • Mejor banda sonora: Difícil de decir, podría llevarselo porque estará muy reñido.
  • Mejor dirección artística: Lo mismo que en banda sonora
Volveré próximamente con Selma, hasta entonces os dejo con la trama de esta película:

ATENCIÓN, CONTIENE SPOILERS:

La película comienza en 1951, en la ciudad de Manchester. Los detectives Nock y Staehl investigan un robo en la casa de Alan Turing, pero este les dice que no han robado nada y por tanto no hay nada que investigar. Ambos se marchan con la sospecha de que ocurre algo raro.

Retrocedemos a 1939 cuando comienza la Segunda Guerra Mundial y vemos a los niños que son transportados lejos de las ciudades. Alan monta en el mismo tren que los niños para ir a una entrevista de trabajo. Alan pasa la entrevista y se convierte en un miembro del grupo encargado de conseguir desencriptar los mensajes de la máquina Enigma. El equipo está liderado por Hugh Alexander y conformado por otros 4 hombres a parte de Turing (no recuerdo el nombre de los otros 4). Mientras Hugh y el resto se dedican a intentar descifrar el código, Alan diseña una máquina que permita descifrar todos los mensajes.

Volvemos a 1951 donde el detective Nock quiere acceder a la información de Alan Turing, pero el ministerio de defensa tiene esos documentos clasificados y no lo permite, por lo que Nock falsifica una autorización para acceder a ellos.

De vuelta en 1939, Alan quiere empezar a construir la máquina que ha diseñado, pero Hugh no le proporciona dinero para las piezas. Alan protesta ante el comandante Denniston, pero este también se niega por lo que envía una carta al primer ministro Winston Churchill a la cual contesta poniendo a Alan a cargo de la investigación. Alan decide despedir a dos miembros del equipo.

Nos vamos a 1928, cuando Alan es un niño. Vemos como Alan sufre el acoso de sus compañeros por el hecho de ser diferente.

En 1939 (no se si seguimos en 1939 o hemos avanzado porque no se dice nada), Alan diseña un crucigrama y lo publica en un periódico con un mensaje que dice que si has podido resolverlo en menos de 10 minutos llames a un número de teléfono para una oportunidad de trabajo.

Un tiempo más tarde Alan ha organizado una prueba para todos los que resolvieron el crucigrama, mientras está explicando de qué trata llega Joan Clarke, una mujer que ha resuelto el crucigrama. Los compañeros de Alan no creen que una mujer lo haya podido hacer sola, pero para Alan eso no es un problema y le permite hacer la prueba. De todas las personas que se presentan a la prueba solo 2 aprueban siendo Joan una de ellas.

En el pasado vemos como el único amigo de Alan es quien le introduce en el mundo de la criptografía

En 1951, Nock ha podido acceder a los documentos clasificados de Alan, pero resulta que no hay nada, solo un sobre vacío. Nock piensa que Alan podría ser un espía comunista.

Volvemos a la guerra donde Alan tiene que convencer a los padres de Joan para que la dejen trabajar en el equipo, ya que a ellos no les parece bien que una mujer trabaje entre hombre. Finalmente consigue que den su visto bueno haciendo que Joan trabaje con las mujeres que reciben los mensajes y viviendo con ellas.

Hugh está frustrado porque no consiguen avanzar y la máquina de Alan no sirve para nada. Alan cree que hay que mejorar la máquina para que esta lo consiga así que busca la ayuda de Joan a la que lleva mensajes descifrados de Enigma. Mientras tanto, el comandante Denniston cree que hay un espía soviético en el grupo de Alan y sospecha directamente de él, pero de momento no tiene pruebas. Joan recomienda a Alan que se acerque a sus compañeros porque él solo no podrá conseguir descifrar la máquina Enigma, así que Alan lo intenta.

Es 1941 y Denniston ha perdido la paciencia y decide despedir a Alan, pero Hugh se opone y le dice que si despide a Alan tendrá que despedirlo a él y al resto del equipo. Denniston les dá un mes más para conseguir que la máquina funcione.

En 1951 el detective Staehl ha descubierto que Alan es homosexual y una orden de arresto por conducta indecente. Nock pide ser él quien le interrogue ya que considera que hay algo más detrás.

Los padres de Joan le obligan a marcharse ya que creen que debería casarse y no estar trabajando, ella lo comenta con Alan y él propone que se case con él y así podría seguir trabajando. Cuando están celebrando el compromiso Alan habla con uno de sus compañeros (creo que se llama John) sobre si debería decirle a Joan que es homosexual, él le dice que no puede decírselo a nadie porque es ilegal y sería la excusa perfecta para Denniston para apartarle del proyecto.

Volvemos a 1951 y Nock interroga a Alan sobre si las máquina pueden pensar. Al final le acaba preguntando qué estuvo haciendo realmente durante la guerra.

Ha pasado un mes y la máquina sigue sin conseguir descifrar un mensaje en menos de 16 horas. Mientras está todo el grupo en un bar con Hugh intentando ligar con una compañera de Joan, Alan se da cuenta de que los mensajes terminan siempre de la misma manera, con un Heil Hitler. Con eso consigue que la máquina sea capaz de decir el código para desencriptar los mensajes en cuestión de minutos.

Al día siguiente son capaces de desencriptar todos los mensajes y se dan cuenta de que los barcos alemanes están a punto de atacar un convoy. Hugh va a avisar a Denniston, pero Alan lo impide. Alan les explica que si de repente los británicos son capaces de evitar todos los ataques sorpresa alemanes, estos se darán cuenta de que han descifrado Enigma y cambiarán el funcionamiento de la máquina, lo que tirará años de trabajo a la basura. Uno de sus compañeros, Peter, se da cuenta de que el barco que van a atacar es en el que viaja su hermano. Alan no da su brazo a torcer ya que es muy arriesgado.

Alan y Joan se reúnen con el agente de MI6 Stewart Menzies para contarle que han descifrado Enigma pero que hay que mantenerlo en secreto. Ellos se encargarán de diseñar un sistema estadístico para ver que ataques se pueden evitar sin hacer que los alemanes sospechen pero que beneficie al Reino Unido para terminar con la guerra. Stewart deberá buscarse excusas de cómo consigue esa información.

Alan descubre que John es el espía, pero este le amenaza con que contará que Alan es homosexual si él le desenmascara. Joan es detenida acusada de espionaje al encontrar los documentos de Enigma que Alan le llevaba para que le ayudará. Alan habla con Stewart y le dice quien es el verdadero espía, pero Stewart ya lo sabe porque él fue quien lo metió allí dentro. Al final resulta que la detención de Joan era mentira y solo era una excusa para que Stewart le demostrará el poder que tiene sobre Alan. Temiendo por la seguridad de Joan, Alan le confiesa su condición de homosexual y que a él solo le importaba romper Enigma, ahora no la necesita para nada. Pero Joan no acepta esto último y decide quedarse.

Cuando termina la guerra, el MI6 obliga a todo el equipo a destruir los documentos y la máquina de Alan.

En 1951, Alan le ha contado toda esta historia al detective Nock.

Durante toda esta historia han ocurrido varios flashbacks que no he comentado hasta ahora por ser muy breves. En ellos se ve a Alan de adolescente, intercambiado notas cifradas con su mejor amigo y acaba enamorándose de él (me parece que el sentimiento era mutuo, pero esto es algo que no se aclara). Un tiempo después, el director del colegio comunica a Alan que su amigo, Christopher ha muerto.

Al final la investigación llevada a cabo por el detective Nock lleva a que Alan sea condenado por conducta indecente y tenga que someterse a un tratamiento hormonal. Joan visita a Alan y trata de animarle y acompañarle en esos momentos tan duros diciéndole lo importante que ha sido lo que hizo y que todo ello se lo debe a que él no era “normal”.

La película termina diciéndonos que Alan Turing se suicidó en 1954 y no recibió el perdón real hasta el año 2013. El trabajo que hizo en la guerra sirvió para acortar la guerra 2 años, pero este trabajo no fue reconocido hasta 50 años más tarde. Su máquina inspiró la investigación de las Máquinas de Turing que son la base de los ordenadores actuales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario